Contacto Correo Web Intranet

Investigadores del IMBECU obtuvieron el primer premio en el certamen “Mendoza Innova 2014”

Publicada el 05 DE SEPTIEMBRE 2014, 08:35 En CCT Mendoza.

Fue por su investigación en nanoinsecticidas para plagas de granos almacenados. El galardón corresponde a la categoría “Innova Investiga”.

Investigadores del IMBECU obtuvieron el primer premio en el certamen Mendoza Innova 2014

El Dr. Teodoro Stadler y su equipo de trabajo compuesto por las Dras. Micaela Buteler y Susana Valdez, y el Lic. Guillermo López García, del Instituto de Biología y Medicina Experimental de Cuyo (IMBECU), obtuvieron el primer puesto en el concurso “Mendoza Innova 2014” organizado por el Instituto de Desarrollo Industrial y de Servicios de la Provincia.

El premio corresponde a la categoría “Innova Investiga” y les fue otorgado por su labor en “nanoinsecticidas: nueva tecnología para el control de plagas con bajo impacto para la salud y ambientalmente amigable”.

Stadler explica que lo novedoso de este insecticida para plagas de granos almacenados es que “posee una toxicidad mucho más baja que el resto de los productos de este tipo presentes en el mercado, y que es prácticamente inocuo, a diferencia de los insecticidas convencionales responsables de fenómenos de carcinogénesis, mutagénesis, etc”. 

Se trata de un nanomaterial que actúa a través de fenómenos físicos. Su composición química es óxido de aluminio, un material omnipresente en la naturaleza, pero que a diferencia de este último, está compuesto por partículas de tamaño nanométrico. Estas nanopartículas forman estructuras complejas durante el proceso de fabricación, que le otorgan al producto las propiedades insecticidas. 

“Este producto ha sido patentado como hormiguicida, pero esta es solamente una de las variantes de su aplicación, ya que puede extenderse a diferentes ámbitos de la actividad agropecuaria, la medicina humana y la industria”, agrega el investigador.

El grupo de investigadores del IMBECU se encuentra trabajando en este proyecto desde 2010, año de su primera publicación, y se trata del “primer insecticida descubierto y desarrollado integramente en la Argentina con fondos provenientes de CONICET”.

El equipo encabezado por el Dr. Stadler recibió, además de la distinción, una suma de dinero para continuar financiando proyectos de investigación.


Por Leonardo Fernández