Contacto Correo Web Intranet

Interacciones entre puestos ganaderos y recursos naturales en ecosistemas acoplados al agua freática del NE de Mendoza

Publicada el 25 DE AGOSTO 2014, 15:02 En Seminarios IADIZA-IANIGLA.

El miércoles  27 de agosto, la Dra. Julieta Aranibar, brindará una charla sobre "Interacciones entre puestos ganaderos y recursos naturales en ecosistemas acoplados al agua freática del NE de Mendoza." La misma será a partir de las 11hs. en la Sala Latinoamericana del CCT Mendoza.

Interacciones entre puestos ganaderos y recursos naturales en ecosistemas acoplados al agua freática del NE de Mendoza

Los ecosistemas del NE de Mendoza, acoplados al agua freática, resultan interesantes para la comunidad científica y público en general por distintos motivos: potencial recreativo y de conservación, funcionamiento ecológico, uso por parte de los pobladores locales, etc. Preguntas relacionadas al “uso o desarrollo sustentable del territorio” en esta zona han sido y siguen siendo encaradas por distintos grupos de investigación del CCT-Mendoza, UNCuyo y otros, a distintas escalas temporales y espaciales, y desde distintas disciplinas.

En esta presentación mostraré resultados de las investigaciones de nuestro grupo, desde la escala local, y nuestros intentos de llevarlos a escala regional, para contribuir al entendimiento de las interacciones entre los recursos naturales como agua subterránea, suelo y vegetación, y la actividad humana predominante, que es la ganadería extensiva. El modelo conceptual, o hipótesis, planteado inicialmente propone que la actividad humana causa una redistribución horizontal y vertical de nutrientes, y una pérdida neta de N, dada por la mayor “mineralización” de N mediada por el ganado, la menor absorción de N debido a la reducción de la vegetación, y la venta de guano para fertilizar otras regiones. También se plantea que la distribución espacial de los puestos ganaderos, que influyen en algunos cambios de la vegetación, calidad de agua y suelo, está principalmente afectada por la oferta de recursos valorados por los pobladores, especialmente disponibilidad de agua y recursos forestales. 

Evaluamos algunos componentes del modelo conceptual a escala local, comparando condiciones contrastantes de uso, otros a escala de paisaje, considerando gradientes de pastoreo, y a escala “regional”, considerando como región al área enmarcada por los ríos Mendoza, San Juan, Desaguadero, y el oasis irrigado. 

Las herramientas utilizadas incluyen imágenes satelitales, transectas de vegetación, análisis químicos, y simulaciones numéricas. A escala local encontramos evidencia clara de que la actividad ganadera de la zona afecta la distribución vertical y horizontal de agua y nutrientes, ocasionando una pérdida de N hacia el agua subterránea y la atmósfera, una disminución de la materia orgánica y N total en los suelos de puestos ganaderos, una disminución de la cobertura vegetal, incluyendo comunidades de costra biológica del suelo, y un menor reciclaje de nutrientes en los puestos y alrededores. 

En cuanto a la recuperación de las pérdidas de N del sistema, encontramos indicadores de fijación biológica por parte de algarrobos en áreas distantes de los puestos y en períodos relativamente secos, y escasas coberturas de costra biológica del suelo, que potencialmente podrían fijar N. Sin embargo, a escala regional la zona presenta coberturas vegetales relativamente altas para zonas áridas (mayores al 50%), sugiriendo que los efectos locales no impactan significativamente el sistema a escala regional, probablemente por las densidades de puestos e intensidades de pastoreo mantenidas hasta el presente.

Para realizar proyecciones futuras a escala regional, tratamos de entender cuales son los principales factores que determinan la distribución espacial de puestos, en base a los recursos disponibles. Mediante un análisis con modelos de simulación, exploración de parámetros, y comparación con observaciones, inferimos que la disponibilidad de agua superficial, ya sea presente o pasada, es el principal factor que influye en la distribución espacial de los puestos ganaderos en la región, comparada con la disponibilidad de recursos forestales, rutas y agua subterránea. Por lo tanto inferimos que futuros cambios en la disponibilidad de agua superficial podrían afectar la distribución espacial de puestos o viviendas, y las interacciones con la vegetación y agua subterránea, por lo que deberían considerarse estas interacciones en el manejo de la región.