Contacto Correo Web Intranet

Importantes avances en la lucha contra el Cáncer

Publicada el 15 DE SEPTIEMBRE 2014, 10:37 En CCT Mendoza.

Gabriel Rabinovich brindó una conferencia abierta en el CCT CONICET Mendoza donde expuso sus descubrimientos en Cáncer y enfermedades autoinmunes.

Importantes avances en la lucha contra el Cáncer

El destacado investigador del CONICET, Gabriel Rabinovich, Director del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), disertó este viernes en Mendoza y habló acerca de los importantes avances en su investigación en enfermedades autoinmunes y cáncer.

Rabinovich y su equipo de trabajo se encuentran trabajando “en un grupo especial de proteínas denominado galectinas, que provocan distintos efectos biológicos sobre distintos tipos celulares”.

En sus estudios de laboratorio, vinculados al desarrollo de diferentes tipos de cáncer, descubrieron que los tumores, a medida que se hacen más agresivos, producen un miembro de esta familia de proteínas denominado galectina-1; cuya función es suprimir la respuesta del sistema inmunológico y promover fenómenos de vascularización, es decir, permitir el aumento de vasos sanguíneos.

Al explicar cómo los tumores utilizan dicha proteína, el investigador destacó que: “un tumor tiene muchas estrategias para generar metástasis y poder invadir, una de esas estrategias es escaparse de la respuesta inmunológica. Un linfocito de la respuesta inmune va a querer eliminarlo porque está preparado con un receptor específico para poder matar al tumor. Sin embargo, el escenario es que el linfocito está paralizado al lado de éste sin poder matarlo, a diferencia de un microbio el cual, por lo general, se puede eliminar fácilmente. Lo que nosotros vimos es que los tumores producen galectina-1 como mecanismo de escape a los fines de eliminar los linfocitos T que están rodeando al tumor. A su vez, los tumores necesitan mucho oxígeno para poder vivir, y muchos nutrientes, y para eso forman vasos sanguíneos, y básicamente galectina-1 le ayuda a generar esos vasos sanguíneos”.

Rabinovich manifestó que: “en concentraciones bajas, que son las que nosotros tenemos fisiológicamente, (las galectinas) no tienen un efecto biológico potente; pero en concentraciones altas pueden interaccionar con receptores específicos y tener estos efectos, eliminar linfocitos T, o aumentar la formación de vasos sanguíneos y compensar por la ausencia del ligando clásico (factor de crecimiento del endotelio vascular) en aquellos tumores tratados con terapias contra dicho ligando".

Este descubrimiento permitió al grupo de investigadores llegar a la conclusión de que bloquear la formación de galectina-1 disminuiría las posibilidades del tumor de obtener mayores cantidades de oxígeno y proteínas, y a su vez, poder aumentar la respuesta del sistema inmunológico. De esta forma, Rabinovich especificó que: “combinar los bloqueantes que existen ahora para la vascularización, o los bloqueantes que existen hoy para aumentar la respuesta inmunológica y eliminar el escape, junto con el anticuerpo anti-galectina-1 va a permitir ‘cronificar’ tumores; especialmente aquellos tumores que son muy resistentes, hacerlos ahora más sensibles a los tratamientos”.

Con respecto a la aplicación de estos descubrimientos al campo de la medicina actual, el bioquímico destacó que se está trabajando en el traslado de estos ensayos básicos a la comunidad médica. En este contexto, compañías farmacéuticas se encuentran interesadas en licenciar los productos de su investigación cuyas patentes actualmente se encuentran protegidas por el CONICET.


Por Leonardo Fernández