Contacto Correo Web Intranet

Charla: Presión Evolutiva y Ética

Publicada el 10 DE MAYO 2021, 09:44 En Seminarios.

La charla estuvo a cargo del Dr. Luis Mayorga (IHEM, CONICET - UNCUYO) y fue organizada por el Comité de Ética de la Investigación Científica y Tecnológica del CONICET Mendoza.
Charla: Presión Evolutiva y Ética
A lo largo de eones, los seres vivos han explorado las estrategias más diversas para sobrevivir en todos los entornos posibles de la Tierra. La cooperación es una de las estrategias relevantes desarrolladas. Desde biofilms en bacterias hasta sociedades organizadas en insectos y humanos, la cooperación se erige como una forma poderosa de subsistir. Es fácil reconocer que las actitudes altruistas están en la base de nuestra organización social.  Ya sea porque están impresos en nuestros genes como una ventaja evolutiva o profundamente moldeados por la cultura, los principios éticos que rigen el comportamiento de los individuos pertenecientes a la sociedad son fundamentales para la coherencia de cualquier grupo humano.

Ahora bien, las complejas sociedades modernas requieren una red extensa de trabajadores y organizaciones especializadas (entidades sociales) que juegan un papel activo en la satisfacción de las demandas de la comunidad. Las entidades sociales compiten entre sí por recursos específicos (por ejemplo, empresas comerciales por clientes, políticos por votos, programas de televisión por rating, científicos por financiación) con reglas que imitan la selección natural darwiniana.

Las entidades sociales exploran el espacio de posibles estrategias para sobrevivir (principio de variación). Las entidades fallidas desaparecen cuando las ganadoras agotan los recursos disponibles (principio de supervivencia del más apto). Las estrategias exitosas son copiadas y mejoradas por entidades competidoras (principio de herencia). La lucha por los recursos obliga a las entidades a explorar todo tipo de estrategias que no siempre siguen principios éticos. Sin limitaciones claras a las tácticas de supervivencia aceptables, las entidades explorarán enfoques ventajosos poco éticos que agoten los recursos disponibles. Por tanto, es necesario promover la elaboración de códigos éticos para cada entidad social específica para limitar las estrategias disponibles para la competencia.