Contacto Correo Web Intranet

Advierten sobre las consecuencias de la pérdida de mamíferos en el Gran Chaco

Publicada el 18 DE MARZO 2015, 12:57 En Divulgación Científica.

Investigadores del IADIZA evaluaron el impacto de la pérdida de mamíferos grandes y medianos sobre el funcionamiento del ecosistema del Chaco. El síndrome de la sabana vacía.

Advierten sobre las consecuencias de la pérdida de mamíferos en el Gran Chaco
Corzuela. Foto: Darío Podestá

El Gran Chaco, en el centro de América del Sur, es un importante ecosistema de sabana-bosque donde los acelerados cambios en el uso del suelo han dado lugar a una matriz compleja de áreas con diferentes capacidades para el sostenimiento de la vida silvestre.


La pérdida de hábitat y la caza furtiva han ocasionado una fuerte disminución de los mamíferos nativos de la región.


Investigadores del Grupo de Investigaciones sobre la Biodiversidad (GiB) del Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (IADIZA, CONICET-UNCuyo-Gob. de Mendoza), evaluaron las posibles consecuencias de la pérdida de mamíferos grandes y medianos sobre el funcionamiento del ecosistema del Chaco: el síndrome de la sabana vacía.


El concepto, explica Ricardo Ojeda, Investigador Principal del CONICET: “es similar al de la selva vacía reconocida para los bosques tropicales (“empty forest”), pero aplicado a las sabanas africanas, o en nuestro caso, al ecosistema del Gran Chaco Americano. En otras palabras, el ecosistema chaqueño, segundo en masa forestal después de la selva Amazónica, aparece relativamente “intacto”, sin embargo, se encuentra en gran medida, “vacío” de los mamíferos grandes y medianos, tanto por la caza como por la acelerada modificación del paisaje y pérdida de hábitats”.


Actualmente, casi el 50% de los mamíferos frugívoros -aquellos que se alimentan de frutos- más grandes del Chaco Argentino están amenazados y exhiben tendencias de disminución poblacional. Este decrecimiento podría causar cambios en la composición de la vegetación, ya que casi el 53% de las especies de plantas leñosas del Chaco son dispersadas por la fauna. Por otro lado, en el caso de los grandes herbívoros, el 80 % de las especies están en peligro, lo que puede acarrear cambios en la composición de la vegetación y estructura de hábitats.


“En nuestra revisión hemos resumido los estados de conservación de los medianos y grandes mamíferos nativos del Chaco argentino y el poco conocimiento que existe sobre las poblaciones y los roles que tienen en el ecosistema. Las potenciales consecuencias de la pérdida de estas poblaciones, debido a la caza, el avance de la frontera agrícola, y la falta e ineficiencia de las áreas protegidas en el territorio, podrían llevar a cambios importantes en las dinámicas de estas sabanas-bosques, cambios que podrían llevar a una distinta trayectoria del sistema”, agrega María Eugenia Periago, integrante de la fundación Vida Silvestre y participante de la investigación.


El investigador hace hincapié en el escaso conocimiento sobre el estado poblacional de los mamíferos, así como de su papel funcional y las consecuencias de su potencial pérdida en el ecosistema. “Existe una gran preocupación por los cambios que están ocurriendo en esta ecorregión subtropical, hay una gran necesidad de desarrollar más investigaciones sobre el papel funcional de las especies para la mejor implementación de estrategias de restauración y planificación de la conservación del Gran Chaco Sudamericano”, sintetizó Periago.




Sobre publicación: María E. Periago, Veronica Chillo y Ricardo A. Ojeda (2015). Loss of mammalian species from the South American Gran Chaco: empty savanna syndrome? Mammal Review 45:41-53.


Por Leonardo Fernandez