Contacto Correo Web Intranet

Historia latinoamericana desde sus actores. Diversidad, Integración e Interculturalidad en los siglos XIX y XX

Publicada el 30 DE MARZO 2010, 14:57 En CCT Mendoza.

Es un proyecto de investigación del que participaron alrededor de 20 personas, entre investigadores y becarios de posgrado, para evaluar las problemáticas de Diversidad, Integración e Interculturalidad de Latinoamérica, en los siglos XIX y XX. Se lo hace en tres dimensiones:teórica-filosóficahistoriográfica mediación pedagógica. Comprende tres etapas:
 Historia latinoamericana desde sus actores. Diversidad, Integración e Interculturalidad en los siglos XIX y XX
 Desde independencia de Haití a Guerra e Independencia de Cuba (1804-1898),  Organización de los Estados Nacionales (1898-1960) y Alteridad, reconocimiento y liberación, de1960 hasta nuestros días. Entrevista: Adriana Arpini - Dra. Filosofía - Unidad Historiografía e Historia de las Ideas - INCIHUSA-CONICET Mendoza.aarpini@lab.cricyt.edu.ar. Redacción-Edición: Myriam Arancibia - Lic. Comunicación - Lab. Desertificación y Ordenamiento Territorial - IADIZA-CONICET Mendoza. marancibia@mendoza-conicet.gov.ar

Diversidad, integración e interculturalidad

La investigación se realiza en el marco de la Historia de las Ideas Latinoamericanas, con particular énfasis en las ideas filosóficas (filosófico-políticas, ético-filosóficas). La novedad está dada por las dos problemáticas encaradas: diversidad e integración. Aunque, a medida que se avanzaba en el proyecto, apareció una tercera, que es la de interculturalidad y comenzó a trabajarse en la segunda etapa del proyecto.

“En América Latina la diversidad es étnica, cultural y social (conflictos de clase) –aclara la doctora Arpini- y se impone con toda crudeza desde la llegada de los españoles. Seguramente, antes de los españoles había problemas de diversidad que se mantienen hasta la actualidad con distintas manifestaciones”. –explica.

Abarcar los siglos XIX y XX, implicó comenzar con los movimientos independentistas. Desde la independencia de Haití (la primera de América Latina) hasta la guerra de la independencia de Cuba (1804-1898). “Haití fue la primera república negra que existió en el mundo –enfatiza la filósofa-, en este caso, el planteo de la diversidad fue evidente porque la revolución es llevada a cabo por esclavos negros”. En esta etapa se trabajó con Francois Toussaint-Louverture, Simón Bolívar, José de San Martín, Bernardo Monteagudo y, al concluir con la independencia de Cuba, es clave la inclusión de José Martí.

En una segunda etapa, se trabajó sobre la Organización de los Estados Nacionales, hecho que provoca quiebres y conflictos del sistema colonial. Esta etapa fue encarada por intelectuales con diversos enfoques como Sarmiento, Eugenio María de Hostos, Eugenio Espejo, Juan Bautista Alberdi y Francisco de Bilbao.

Tres Problemáticas en tres Dimensiones

El abordaje de las problemáticas de diversidad, integración e interculturalidad, se cruzó con dos dimensiones. En la primera (teórica), la más filosófica del proyecto, se definieron la categorías políticas, económicas, sociales e, incluso, jurídicas y se ahondo en el conocimiento de problemas, conflictos y formas de interpretación.

En la segunda dimensión, se trabajó sobre cómo y de qué manera los autores latinoamericanos actuaron en momentos clave de la historia de sus países, siempre, sobre las problemáticas de diversidad, integración y interculturalidad.

La tercera dimensión consistió en preparar lo que el equipo denominó Mediación Pedagógica. Una manera de que este conocimiento sea accesible a todos los niveles del sistema educativo. Para ello, se proyectó una colección de 3 volúmenes que abarcan: pensadores estudiados, traduciéndolos a un lenguaje más accesible a docentes y estudiantes, acompañados por selecciones de sus textos.

“Trabajamos en las dimensiones teórica e historiográfica y una tercera, muy importante, relacionada con el modo de encarar la transferencia -expresa y agrega la titular del proyecto- porque advertimos en nuestros sistemas educativos de América Latina una carencia y desconocimiento de la producción de nuestros pensadores. No conocen la producción de Martí, de Mariátegui o Alberdi. Si las conocen, es de forma muy fragmentada y desvinculada de su tiempo. Incluso –explica-, cuando se trata de diversidad e integración, en muchos casos, aparece como un aspecto folclórico menos relevante, donde lo conflictivo ha sido borrado”.

Todas las voces en el Universo Discursivo

Adriana Arpini comenta que todos y todas “trabajamos a partir del Universo Discursivo (voces que están circulando y, no siempre, son armoniosas entre si) que es un criterio de Arturo Roig. Unas son poderosas y otras no. En ese universo, se ven las formas de ejercicio del poder. Cuáles voces hegemónicas se impusieron, en función de las cuáles se organizaron las naciones y cuáles fueron las contra hegemónicas que quedaron silenciadas y continuaron su lucha por otras vías”. “Se trata de reconstruir las voces alternativas –agrega- como las de las mujeres Flora Tristán y Alfonsina Storni”. En el siglo XX, se rescataron las voces de José Ingenieros, Manuel Ugarte (argentinos), Carlos Mariátegui, José Mauro de Vasconcelos y las mujeres Clorinda Matos de Tarner y Eva Perón.

La investigación y los libros

Por un lado, el resultado de esta investigación comprende un volumen teórico con el desarrollo de la problemáticas de diversidad, integración e interculturalidad y aledaños a esta problemática que incorpora la visión historiográfica desde hombres y mujeres de las 3 etapas en que se divide el trabajo: (1804-1898), (1898-1960) y 1060-2010).

Por otro lado, una colección de 3 volúmenes, con Editorial Biblos, para cubrir la mediación pedagógica. Cada uno contiene una introducción general y un apartado final con propuestas de actividades para ser trabajadas por los docentes, en el aula, en la educación formal, o fuera del aula, en otras situaciones educativas.

Arpini aclara que “En principio, daremos la posibilidad de acceder al material pero, al mismo tiempo, haremos propuestas para que aparezcan en los currículos”. Para ello –dijo-, hay que entusiasmar al docente y luego, tratar de que el sistema educativo advierta la ausencia de estos actores y la necesidad de incorporarlos”.

Tres volúmenes de transferencia

El primer volumen abarca el siglo XIX, desde la Emancipación hasta la Emergencia Social y la Integración continental (1804-1898). Está dividido en 2 partes. La primera se refiera al ciclo de la independencia: “Un siglo de luchas por la independencia”. La segunda parte, se trabaja los conflictos sociales y la construcción de los estados nacionales. En cada parte hay, por lo menos, 8 a 9 autores sobre los cuales se ha desarrollado trabajos y selección de textos, con mediación pedagógica incluida.

El segundo volumen abarca la problemática de la Modernización de los Estados (1880-1960). Se incorpora a José Ingenieros, Manuel Ugarte, Alfonsina Storni, Angélica Mendoza, José Carlos Mariátegui, Carlos Vergara, José Vasconcelos, Enrique Rodo, Ernesto Guevara, Aimé Seser, Silvio Zabala, trabajados con el mismo criterio.
 
El tercer volumen (1960-2010), llega al Bicentenario. Está incluido el pensamiento de Armando Tejada Gómez, trabajado no tanto desde el valor literario de su obra sino desde la incorporación a su poesía de las problemáticas de la diversidad, integración e interculturalidad. También, se incorporó a Mauricio López, Augusto Zalazar Boom, Leopoldo Zea, Roberto Fernández Retamal. En este volumen se han incluido varios mendocinos, como Enrique Dussell y Arturo Roig. Las mujeres destacadas son Rigoberta Menchú, Magui Valbuena (de sectores populares) que han tenido su voz recuperada a partir de los trabajos de investigación realizados.

El grupo de investigación ha sido integrado por integrantes que han trabajado a lo largo de 5 años. Fue constituyéndose con investigadores y becarios que trabajaban desde antes, en otros temas y, luego, se incorporó a actores y actoras para culminar con el desarrollo del proyecto. Según la filósofa, “muchos y muchas entraron con becas o tesis doctorales, las defendieron y las ganaron. Otros, que  llevan muchos años en la investigación. La mayoría de las personas participó del proyecto en distintos momentos de su desarrollo personal y profesional”.

Autores

- Latinoamericanos: Simón Bolívar (1783-1830), Eugenio María de Hostos
(1839-1903), José Martí (1853-1897), Fernando Ortiz (1881-1969), José
Carlos Mariátegui (1895-1930), José María Arguedas (1911-1969),  Florestán
Fernandes (1920), Darcy Ribeiro (1922), Paulo Freire (1921-1997), Arturo
Ardao (1912-2003), Raúl Haya de la Torre (1895-1979), Augusto Salazar
Bondy (1925-1974), Roberto Fernández Retamar (1930), Pablo González
Casanova (1922), Guillermo Bonfil Batalla (1935-1991), Luis Villoro
(1922), Leopoldo Zea (1912-2004).

- Argentinos: José de San Martín (1778-1875), Bernardo de Monteagudo
(1789-1825), Juan Bautista Alberdi (1810-1884), Esteban Echeverría
(1805-1851), José Ingenieros (1877-1925), Manuel Ugarte (1878-1951),
Adolfo Pérez Esquivel (1931), Alfonsina Storni (1893-1938).

- Mendocinos: Angélica Mendoza (1898-1960), Manuel Gonzalo Casas
(1911-1981), Benito Marianetti, Armando Tejada Gómez (1929- 1992),
Mauricio López (1919-1977), Arturo Roig (1922), Enrique Dussel (1934).