Contacto Correo Web Intranet

Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales

Orgullo nacional: seis de cada 10 argentinos prefieren quedarse aquí

Publicada el 13 DE JULIO 2016, 09:25 En Divulgación .

El estudio de la Universidad Siglo 21 en todo el territorio nacional se denomina “La identidad de los argentinos”. Para los especialistas, influyen, entre otras cosas, las crisis y los lazos afectivos.

Orgullo nacional: seis de cada 10 argentinos prefieren quedarse aquí

La balanza es muy sensible y hasta el más mínimo detalle la puede inclinar, para un lado o para el otro. La posibilidad de progresar profesionalmente, de ahorrar en moneda extranjera (esto en el caso de quienes tengan en mente regresar en algún momento) o la necesidad de romper con la rutina y empezar de cero, por un lado. El arraigo a las costumbres, el apego a los seres queridos y el saber que ellos siempre estarán ante cualquier problema, por el otro.

Tomar la decisión de irse del país para vivir y probar suerte en el extranjero no suele ser simple por más tentadora que asome. De hecho, y de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Siglo 21 en todo el territorio nacional, 6 de cada 10 argentinos decidirían no migrar a otro país aunque se le presentase la oportunidad y elegirían quedarse en Argentina.

“En el 2000, yo era chico y con mi familia nos fuimos a España porque mi papá quiso probar suerte. Nunca consiguió nada estable, por lo que volvimos en 2004 después de pasarla realmente mal. Hoy tengo un trabajo relativamente estable, pero sé que estoy en mi tierra y con mis afectos cerca pase lo que pase. No me iría de nuevo ni llevaría a mi esposa y mi hijo, aunque tenga una oportunidad laboral”, destacó Carlos Soriano (31), un godoicruceño que no dejaría el país.

Otros tantos mendocinos resaltaron que se mudarían al exterior para trabajar -incluso en algo totalmente distinto a lo que estudiaron o a sus profesiones-, aunque la mayoría destacó que lo haría pensando en regresar a su tierra natal.

Yo, argentino

De acuerdo al estudio “La identidad de los argentinos” -desarrollado por la mencionada universidad-, 56,5% de los argentinos no se irían a vivir a otro país aunque tuvieran la posibilidad concreta de hacerlo, mientras que 42,3% accedería sin reparos.

“Rechacé la posibilidad de irme a trabajar a Chile, de lo que hago y por más plata. Era tentadora la oferta, pero significaba irme de acá y empezar de cero, borrón y cuenta nueva. Y cuando comparé cada una de las posibilidades -irme o quedarme-, me terminó tirando más el quedarme. Allá iba a estar solo”, destacó por su parte el diseñador multimedia Gabriel Hernández.       

En la misma sintonía, la comunicadora social Silvina Chávez sintetizó que no está en sus planes irse de Argentina, al menos por el momento. “Acá tengo a mis padres, un trabajo y estoy pagando mi casa. No se me cruza por la cabeza irme de Mendoza ni de Argentina”, destacó la mujer de 29 años.

Irse para volver

Si bien el estudio no agrupa este segmento específicamente, varios mendocinos consultados por Los Andes reconocen que se irían del país, aunque aclaran que a la larga volverían, independientemente de cómo les fuera en nuevas tierras.

“Si el sueldo me tienta, me iría del país. Lo haría por la posibilidad de cobrar en euros o dólares y poder hacer una diferencia monetaria. Pero lo haría con la idea de volver, ya que actualmente no estoy en pareja ni tendría que preocuparme por llevarme a mi familia.

Justamente, por ese motivo me animaría a irme aunque sea sin trabajar en lo mío”, destacó Daniel (33), abogado, quien resaltó que son varios los factores que pondría a consideración. “Si me ofrecieran menos de lo que estoy ganando acá, solamente me iría si veo que allá tendría una estabilidad que acá no. Cobrar menos y tener a mis seres queridos lejos no es negocio si no me ofrecen una seguridad mayor que la que ya tengo”, acotó.

“Me iría del país sin dudarlo. Pero no es por este gobierno u otro. Sino fuese por los afectos ya me hubiese ido a Brasil o a España, a atender un bar, a hacer cualquier cosa. Me iría simplemente por cambiar un poco, la rutina mendocina me cansa mucho y ya me agotó. Además para conocer gente o practicar el idioma, en caso de Brasil. Pero no sé si me iría para no volver”, contó a su turno Mariana (26).

Punto de vista sociológico

En la mayoría de las ciencias humanas -a diferencia de las naturales o las exactas-, no existe una única explicación o teoría para un comportamiento. Y esto se evidencia -haciendo hincapié en el tema de la migración- al destacar que no todas las personas que eligen irse del país o quedarse lo harían por una sola e idéntica razón.

“Hay un paradigma de sujeto calculador, en el cual el individuo evalúa costo y beneficio y toma la decisión -en este caso de migrar o no- en base a esto. Por otro lado, hay otra teoría que vincula la migración a la causa de salir de un contexto de encierro y opresión. Y también resultan importantísimas las redes sociales (familiares y seres queridos).

Éstas pueden dinamizar la migración, independientemente de que uno quiera irse o no. Si, por ejemplo, se moviliza toda la familia, eso puede incidir mucho en la decisión. Igual que si en el lugar de destino hay amigos o parientes. La cuestión afectiva es muy importante”, destacó la socióloga y becaria del Conicet en temas vinculados a migración, Victoria Martínez.

La investigadora resaltó que es muy complicado hablar de generalidades a la hora de buscar una causa que explique por qué las personas eligen irse o quedarse. “Es todo muy relativo en el tema de la migración. Hay culturas en las que el moverse, el desplazarse resulta algo demasiado natural. Sucede, por ejemplo, en Bolivia donde está configurado dentro de la cultura. Siempre está muy condicionado por el contexto”, precisó Martínez.

“En situaciones de crisis pareciese ser mucho más fácil decidir irse, o al menos considerar la posibilidad. Es lo que pasó en Argentina en 2001, por ejemplo, aunque también es cierto que mucha de la gente que se fue en esa época luego regresó. Esto también demuestra la relatividad, y cómo se va moviendo constantemente”, sintetizó la becaria del Instituto de Ciencias Humanas Sociales y Ambientales (Incihusa). 

Los patriotas estarían “poco” o “nada orgullosos”

Un 37 por ciento de los argentinos afirmó que “participaría” en la defensa de Argentina en un hipotético conflicto armado, en tanto 39 por ciento dijo estar “muy orgulloso” de su nacionalidad, reveló una encuesta de la consultora Poliarquía.

Según el informe, en relación al Bicentenario de la Declaración de la Independencia, un 45% de los consultados está “muy” de acuerdo con que Argentina es el mejor país latinoamericano para vivir, mientras que 24% está “bastante” de acuerdo.

En referencia a la posibilidad de emigrar a otro país en busca de una mejor calidad de vida -casi en coincidencia con el estudio de Universidad Siglo 21 en “La identidad d los argentinos”-, un 39% de los entrevistados afirmó que no dejaría el país “bajo ningún motivo”, un 25% sostuvo que “lo pensaría pero terminaría quedándose”, mientras que un 21% consideró que aunque le sería difícil “terminaría yéndose”, y un 12 por ciento dijo que dejaría el país “sin dudarlo”.

Respecto a una hipotética situación de un conflicto armado, un 37% de la población afirmó que “participaría” de la defensa del país y un 26% consideró que “probablemente participaría”, en tanto un 21% dijo que “probablemente no participaría” y un 11% aseguró que “no participaría”.

Sobre la connotación asignada a “ser argentino”, un 38% de los encuestados afirmó que tiene una connotación “positiva”, un 47% le asignó una valoración “regular”, un 10% la consideró “negativa”, en tanto un 5$ no quiso o supo responder la pregunta.
Al consultar cuán orgullosos estarían los patriotas que firmaron la independencia argentina si vieran al país en la actualidad, el 10% consideró que “muy orgullosos”, otro 10% opinó que “bastante orgullosos”, mientras que 40% optó por “poco orgullosos” y 35% se inclinó por “nada orgullosos”. Agencia DyN

Buena gente, pero egocéntricos

En “La identidad de los argentinos”, además de preguntar si se iría del país, los investigadores de la Universidad Siglo 21 también midieron otras preferencias y percepciones vinculadas al país, su identidad y las relaciones internacionales.

No sólo que la mayoría de los argentinos aseguró que se quedaría en el país, sino que 55,8% de los encuestados dijeron identificarse con otros países latinoamericanos (frente a 27,7% que se inclinaron por países europeos y 10% que lo hizo por Norteamérica).
Asimismo, 15% respondió que no le gustaría parecerse a ningún otro país frente a 7,8% que eligió a España y 5,7% que respondió Alemania.

Cuando llegó el turno de identificar a los argentinos en palabras la que más apareció, entre más de 170 mencionadas, fue buena gente con un 18,8%. Cuando se indagó sobre el significado de esta palabra la mayoría se refirió a que los argentinos son personas amables, cálidas, solidarias, hospitalarias y colaborativas.

Pero no todo es color de rosa, a buena gente le siguió: egocéntricos con 13,7%, y corruptos con 11,1% y para balancear un poco en el cuadro de honor también aparecen identificados como trabajadores.


Fuente: Diario Los Andes

Link nota