Contacto Correo Web Intranet

Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales

Fanzines, un símbolo de la autogestión cultural que ahora tiene archivo en Mendoza

Publicada el 11 DE DICIEMBRE 2020, 09:01 En Divulgación .

A través de una investigación, se logró reunir más de quinientas producciones. Estarán disponibles en el repositorio digital del CONICET.

Fanzines, un símbolo de la autogestión cultural que ahora tiene archivo en Mendoza

Los fanzines y las revistas artesanales han sido una herramienta de comunicación y de expresión que estuvo al alcance de cualquier persona. Sin embargo, por su falta de circulación en circuitos culturales públicos y privados, en Mendoza no existía un registro de ellos. En este sentido, a través del trabajo de Nazareno Bravo, investigador del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales, se realizará una biblioteca digital de Fanzines en Mendoza. Se trata de una primera carga de 85 materiales de ilustración, humor gráfico e historieta producidos en la provincia entre 2013 y 2019, que quedarán disponibles para ser visualizados en línea y descargados.

“Es una producción que tiene un perfil diferente a lo que se puede encontrar en una librería, en un kiosco de revistas o en ámbitos habituales en los que uno buscaría cosas para leer. Es súper interesante porque encontrás gente muy joven o qué está haciendo sus primeros trabajos y personas que trabajan a nivel profesional, y vienen desarrollando este tipo de formatos. Son apuestas de lo analógico en momentos de tanta virtualidad, entonces desde ahí parten múltiples mensajes. Es lo artesanal como una forma de producir y una manera de ver las cosas”, expresó Nazareno Bravo a Unidiversidad.

Desde 2015, el investigador del CONICET realiza un trabajo sobre la autogestión cultural, es decir, prácticas que generan algún tipo de producción cultural que van por fuera del ámbito estatal y del circuito comercial o privado.

“Llevo registrados más de quinientos fanzines producidos entre 2013 y 2019, y hay una variedad de contenidos que van desde poesía, dibujo, historieta, narrativas y militancias hasta feminismo y diversidades, derechos, anarquismo, campo del arte, proyectos sociales y educativos. Son distintas temáticas que están unificadas por el formato fanzines porque intercambian ciertos momentos en ciertos espacios”, dijo el investigador.

Los fanzines pueden realizarse como una revista que se diagrama en una computadora con programas específicos, pero hay quienes lo resuelven con las herramientas que poseen, incluyendo letra manuscrita y fotocopias. El objetivo principal es comunicar teniendo en cuenta los recursos propios y que la publicación sea accesible para todas las personas. 

“Se privilegia la necesidad de expresión, de comunicación, de compartir, antes que la mirada comercial sobre los textos. La idea es visibilizar y poner en valor una práctica y un tipo de experiencia de participación cultural que no es captada por los medios, ni por la feria del libro, ni por los espacios más grandes de producción cultural”, detalló Bravo.

A partir de su trabajo, el material se convertirá en un espacio que podrá ser visitado, en principio, de manera digital, pero también se busca la conformación de un registro físico. La biblioteca de Fanzines de Mendoza contará, en su primera etapa, con una carga de 85 fanzines de ilustración, humor gráfico e historieta. “Estos 500 son un puntapié inicial porque la idea es seguir creciendo. Si nos vamos a décadas anteriores, también van apareciendo materiales, es un primer paso para un proyecto que va a continuar”.

“Te encontrás con cosas muy interesantes. En el proyecto, yo voy haciendo entrevistas a la gente que participa y, de esta manera, trato de conocer cómo está funcionando en esa etapa o en ese momento la idea de autogestión cultural en la provincia de Mendoza. Esto, a su vez, se va conectando con otros circuitos de autopublicación y se realiza una mirada muy particular y poco común, en general, para la academia y los medios”, comentó Bravo.

El archivo permitirá visibilizar y conservar materiales que, por sus características, suelen ser difíciles de registrar. Además, se espera que a partir de este espacio, puedan recuperarse materiales de otras épocas y visibilizar las producciones artesanales locales. Su presentación será el jueves 17 a las 12.30 en el CONICET. También se realizará una presentación virtual a través de la plataforma Zoom.

Para unirse a la presentación:

Fanzifiera, en uno de los encuentros de fanzines que se realizaron en la provincia

Fuente: UNIDIVERSIDAD