Contacto Correo Web Intranet

Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales

Asuntos pendientes: archivos, bibliotecas y gestión documental

Publicada el 15 DE MARZO 2019, 11:13 En Divulgación .

¿Cuáles son los dilemas que enfrentan los archivos, hemerotecas y bibliotecas de la provincia en materia de legislación y jurisdicción? ¿Qué desafíos introduce la innovación tecnológica a la gestión de colecciones y fondos documentales? ¿Cómo fortalecer la profesionalización del personal a cargo de archivos y bibliotecas? ¿Qué tipo de inversiones resultan indispensables realizar para preservar el patrimonio documental de la provincia?

Asuntos pendientes: archivos, bibliotecas y gestión documental
Foto: mdzol.com
Por Beatriz Bragoni, directora del INCIHUSA-CONICET y miembro del Consejo Asesor del SNDH.

Los archivos nacionales y provinciales han ganado centralidad en las agendas gubernamentales y académicas en función de los cambios tecnológicos, y de las formas de clasificar, inventariar y resguardar información producida por instituciones públicas y de la generada por organizaciones sociales, políticas y/o culturales. La proliferación de información producida, como la variedad de soportes que han favorecido la multiplicación de medios de difusión, han vitalizado procesos de modernización institucional en la gestión de la documentación, como en su preservación y resguardo a los fines de propiciar la democratización de sus usos por parte de la ciudadanía.

En la Argentina, la problemática cobra un valor adicional en tanto los actuales marcos regulatorios no garantizan la preservación sistemática de la información producida por el Estado (nacional, provinciales o municipales), como de actores privados. La legislación vigente está lejos de emular sistemas eficientes, y articulados en materia archivística en relación a la utilización de estándares de protección del patrimonio documental, y de acceso a la información bajo su custodia. En su lugar, y con la excepción de algunos casos puntuales, los repositorios documentales públicos del país, y de la provincia, han estado sujetos a innovaciones parciales, y ausentes de políticas institucionales capaces de intervenir decididamente en la optimización de los fondos, como de sus usos sociales. Varias preguntas organizan la agenda en materia archivística y patrimonial: ¿Cuáles son los dilemas que enfrentan los archivos, hemerotecas y bibliotecas de la provincia en materia de legislación y jurisdicción? ¿Qué desafíos introduce la innovación tecnológica a la gestión de colecciones y fondos documentales? ¿Cómo fortalecer la profesionalización del personal a cargo de archivos y bibliotecas? ¿Qué tipo de inversiones resultan indispensables realizar para preservar el patrimonio documental de la provincia?

Recientemente, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación ha creado el Sistema Nacional de Documentación Histórica. El mismo se hace eco de vacancias relevantes que en otros países de América Latina, y Europa han sido objeto de reformas dispuestas a revalorizar el patrimonio cultural, y conectarlo con los principios rectores de “ciencia abierta”, y el acceso y democratización de la información por parte de la ciudadanía y no sólo para las comunidades científicas. Dicha iniciativa alecciona sobre las acciones a implementar en relación con otro conjunto de organismos oficiales y privados en vista a promover la integración de investigadores y especialistas en el campo de la historia, la archivística, la bibliotecología, la informática aplicada y la administración pública con el propósito de contribuir al fortalecimiento de las capacidades nacionales y provinciales de recolección, sistematización, preservación, acceso y utilización del patrimonio documental, público y privado, en sus diferentes soportes.

Tales desafíos involucran a los Archivos y Bibliotecas de la provincia de Mendoza por lo que identificar sus fortalezas y debilidades supone acciones coordinadas entre los organismos del sector público provincial, los organismos de ciencia y técnica, las universidades y organizaciones de la sociedad civil, a los efectos de implementar nuevas tecnologías, programas de capacitación, proyectos de rescate y conservación de fondos y colecciones en riesgo. Asimismo, la posibilidad de concertar una agenda de trabajo común permitirá diseñar programas orientados a mejorar los servicios en materia documental que aseguren la satisfacción de las demandas de información y conocimiento de la ciudadanía, y de la comunidad académica nacional e internacional.

Sólo mediante un adecuado diagnóstico, y la planificación de acciones e inversiones en equipamiento y recursos humanos en el corto y mediano plazo, los Archivos y Bibliotecas de la provincia podrán optimizar las condiciones de consulta de sus valiosos fondos de documentos, revistas, libros, fotografías, mapas, juicios, diarios y cartas (entre otros testimonios) que atestiguan la vida histórica provincial y nacional.