Playas Arenosas (ecología de)

Las playas arenosas son biotopos costeros, caracterizados por un determinado tamaño de grano, de determinada composición mineralógica y contenido variable de material orgánico. Se pueden distinguir una playa frontal, una playa distal, el espaldón y el médano. La playa frontal se extiende desde la línea de baja marea hasta la parte más alta de la playa, que se denomina berma, en la que se desarrolla una comunidad biótica característica. Las playas arenosas son importantes porque mantienen la línea de costa de forma dinámica, es la zona de transición (ecotono) entre los sistemas terrestres y los marinos, y son sumamente importantes en lo que respecta al turismo y la recreación.

El sustrato móvil y el régimen de olas, mareas y corrientes, junto con las variaciones climáticas, determinan que los organismos que allí vivan estén adaptados a grandes cambios y tengan generalmente hábitos cavadores. Ello les permite enterrarse en el sustrato y soportar así los períodos de bajamar. Otros tienen además, un comportamiento migratorio hacia arriba y abajo de la playa.

La comunidad de playas arenosas presenta escasa diversidad, si la comparamos con la que se desarrolla sobre fondos rocosos.Sin embargo, algunos de sus componentes pueden ser muy  abundantes. En la Provincia de Buenos Aires, las playas arenosas son el ámbito donde viven la almeja amarilla (Mesodesma mactroides) y el berberecho (Donax hanleyanus). Estos bivalvos pueden llegar a presentar altísimas concentraciones; se han  registrado densidades de almeja amarilla de hasta 14 kilogramos por metro cuadrado de playa.

El sistema de playa arenosa es sumamente vulnerable. La resaca trae y deposita sobre la playa todos los desechos imaginables, y es donde se deposita el petróleo o alquitrán que derraman los barcos. La práctica de rodar vehículos por la playa, también es perjudicial para las comunidades biológicas que allí viven.

Por ser asimismo muy preciada su cercanía para el turismo, muchas playas arenosas han sufrido por la construcción de viviendas y estructuras edilicias, caminos, puentes, espigones, marinas, etc., edificaciones que las más de las veces no respetan la dinámica natural de los sedimentos, lo que trae como consecuencia que cuando se producen grandes temporales se constaten severos daños en las construcciones aledañas.

Las estrategias destinadas al manejo de este tipo de ambientes debe contemplar:

  • La reglamentación y cumplimiento de ordenanzas de uso de las playas arenosas.
  • El monitoreo permanente de la calidad de las playas para fines recreacionales.
  • La veda de la explotación de almejas y berberechos con fines comerciales.
  • Estudios de la dinámica costera y los procesos de acumulación de arena.
  • La prohibición de circulación de vehículos por la playa.

Pablo Penchaszadeh

Ver  

Ecosistema
Zona costera
Petróleo
Petróleo, Derrames de
Urbanización

Bibliografía

-OLIVIER, S.R., CAPEZZANI, D.A.A., CARRETO, J.L., CHRISTIANSEN, H.E., MORENOS, V.J., AIZPUN, J.E. Y PENCHASZADEH, P.E. 1971. Estructura de la comunidad, dinámica de la población y biología de la almeja amarilla (Mesodesma mactroides Desh. 1854)  en Mar Azul (Pdo. de Gral. Madariaga, Bs. As. Argentina)

-SCARABINO V. 1994. Una introducción al medio marino: Guía de trabajo práctico aplicable a zonas templadas de América latina para nivel secundario. Marinf/95, UNESCO, París, 106 pág.

-TERUGGI, M.E. 1959. Las arenas de la costa de la Provincia de Buenos Aires entre Cabo San Antonio y Bahía Blanca. LEMIT 2(77): 1-37.

Volver a la Página Anterior